martes, 17 de abril de 2018

Hipnosis: Aclarando dudas 1º parte

La hipnosis es una técnica que la mayoría ha escuchado pero casi nadie conoce realmente. Es frecuentemente utilizada como herramienta para potenciar otras técnicas de tratamiento psicológico, y en ocasiones se utiliza de forma pasiva para conseguir mejores resultados ante situaciones de bloqueo emocional, entre otros. Para más información aquí os dejo algunas preguntas frecuentes:

¿Qué se experimenta estando hipnotizado?
La hipnosis produce un cambio en los filtros de la atención. Según el objetivo de quien la aplica, pueden producirse somnolencia, relajación, aumento de la concentración, pérdida de atención a estímulos secundarios como ruidos, olores, etc.

La mayoría de las personas no sabe que está siendo hipnotizado antes y después del momento de tumbarse en la camilla, ya que la hipnosis empieza cuando la persona asocia al terapeuta con la capacidad de relajarlo o cambiar su marco de percepción.

¿Cómo sé que he sido hipnotizado?
Cuando atendemos a una película que nos resulta interesante, y el exterior se desdibuja, comenzamos a ver la película sin observar que estamos en una sala donde se proyectan imágenes en una pantalla, estamos entrando en un estado parecido al que se produce con la hipnosis.

La hipnosis puede durar dos segundos o dos días. La duración es indiferente para la técnica, en función de la actitud de quien es hipnotizado, de la intención del hipnotizador y de las herramientas puestas en práctica, se puede prolongar el efecto de la hipnosis a lo largo del tiempo.

¿Qué diferencia hay entre hipnosis y trance?
La hipnosis consiste en cambiar el grado y tipo de foco atencional de la persona con una intención determinada: que se concentre en un estímulo, que olvide otro, que potencie un recuerdo, que conecte su imaginación a un estímulo, etc. 

El trance es el estado al que algunas personas pueden llegar mientras son hipnotizados. Hay personas con mucha facilidad para entrar en trance, y otras personas necesitan más tiempo, más confianza con el hipnotizador, más motivación, etc. El estado de trance es "un estado alterado de la consciencia", en el que la persona sólo percibe un estímulo durante un periodo más o menos prolongado, puede que sólo oiga la voz del hipnotizador, que sólo atienda a los recuerdos de su infancia y por tanto, se sienta un niño de nuevo, etc.

Para poder beneficiarse del potencial de la hipnosis no es necesario que la persona sea consciente de haber estado en trance, puede entrar y salir en segundos, lo suficiente para que la persona pueda acceder o atender a una información que es difícilmente accesible en estado de vigilia. 

¿Cualquier persona puede ser hipnotizada?
Cualquier persona que sea capaz de dirigir voluntariamente su atención a un sonido, una voz, un estímulo kinestésico, etc; puede ser hipnotizado. Las personas con desordenes mentales y los niños pequeños son más difíciles de hipnotizar.

¿Cómo funciona la hipnosis On line?
Como cualquier otro medio para transmitir las pautas del hipnotizador al hipnotizado. En ocasiones estar en la propia casa, en un lugar conocido, con unos aromas normalizados, ayuda a que el inconsciente se relaje y permita que la atención se coloque con más facilidad en las pautas del hipnotizador. 
La hipnosis lleva practicándose por numerosos medios desde hace más de 60 años: Por cintas de vídeo, por teléfono, por cintas de caset para escuchar en el coche, por guías personalizadas, por grabaciones, etc. La hipnosis On line es segura e igualmente saludable cuando se reúnen 3 requisitos básicos:
-La buena predisposición de la persona que va ha ser hipnotizada.
-El buen hacer del profesional debidamente cualificado para realizar la hipnosis.
-El buen funcionamiento de los medios técnicos desde los que se realiza la videollamada. 

lunes, 19 de marzo de 2018

Madres Sanas y Madres Tóxicas: ¿Qué es y cómo afecta?

Ser padre o madre debería de ser un acto de consciencia siempre, pero cuando no es así, encontramos a las denominadas madres tóxicas. También existe el padre tóxico, pero hoy día del padre, le daremos un respiro.

 "Tanto quiso el demonio a su hijo, que le saltó un ojo"
Este refrán popular nos dice, que el amor no basta para conseguir la plena salud de un hijo, ayuda, pero a veces, ese amor mal entendido, es el que desencadena los peores resultados.

¿Qué se considera Madre tóxica en Psicología?
Aquella mujer, que al ejercer su papel de madre, por acción o por omisión, produce una serie de desequilibrios emocionales, físicos y mentales en sus hijos, que perduran en el tiempo y son la raíz de la mayoría de traumas.

¿Qué significa en #Bioneuroemoción?
La madre tóxica, es aquella que desde el momento de la concepción, traslada a su bebé, una serie de información plagada de limitaciones, creencias, y condicionantes, entre los que podemos destacar:

Mujeres que se quedan embarazadas:
- para que el bebé ayuda a mejorar su situación financiera (proyecto sentido - niño monedero).
- para que el bebé arregle una mala relación de pareja (proyecto sentido - niño conciliador - peligro-DIABETES)
- para que el bebé consiga que el padre del niño se quede con la mamá (proyecto sentido - niño cadena)
- para que el bebé las saque de su tristeza o de su soledad (proyecto sentido - niño payaso)
- para que el bebé las cuide a ellas cuando este sea mayor (proyecto sentido - niño bastón para la vejez - SOBREPESO)
- para que este bebé sustituya a otro bebé que murió (proyecto sentido - niño de sustitución)
- como consecuencia de tener relacione sin protección (proyecto sentido - niño basura - ¡Mierda me quedé embarazada!)


Desde el momento de la concepción, todo lo que no sea un embarazo deseado por la madre con el único objetivo de ser madre (si no lo es por el padre, aquí empezaría el padre tóxico), corresponderá después a un niño que, o no tiene sitio en la vida o en el clan, o está remplazando el sitio de otro.

Las madres tóxicas son aquellas que hacen que sus hijos se sientan muchas veces:
-poco válidos, ej: No ganas suficiente, no eres tan guapo o tan alto como..., no sabes hacer nada, etc.
-poco atendidos. ej: Mamá tiene que estudiar, trabajar, cocinar, lavarse el pelo, ... y no tengo tiempo para ti.
-poco importantes.
-poco merecedores.
-inútiles. ej: Quita, que si no lo hago yo... , Si no fuera por mí no sé que sería de ti...
-ahogados, ej: El domingo aquí, y las vacaciones en...
-retrasados, ej: Con tu edad yo ya me había....
-solos y abandonados.
-etc.

"Ser madre tóxica, se hereda, pero también se puede sanar."

Todas las madres no son iguales, hay madres sanas, que han sabido procurar a sus hijos sus necesidades emocionales, que les han dado herramientas para que se defiendan por si mismos, que no han pretendido que sus hijos cubran las carencias emocionales que tenían antes de ser madres, que han aprendido de sus madres para ser mejores modelos de madres, que han sabido elegir a buenos compañeros como padres de sus hijos, y sobre todo, que a pesar de sus errores, han intentado siempre minimizar las consecuencias para sus hijos.

jueves, 15 de marzo de 2018

Sobrepeso y cansancio: la verdad del azúcar.

El sobrepeso tiene un componente claro de falta de energía, decido a que suele estar provocado por una alimentación con presencia de mucho azúcar, ya sea refinado y directo como en dulces y refrescos, o por medio de panes, arroces, patatas y demás.

El azúcar funciona como "anticongelante emocional", literalmente el azúcar es el anticongelante de la naturaleza en unión con los lípidos o grasas. Cuando una alimentación está basada mayoritariamente en el azúcar, nos encontramos ante una persona que se siente profundamente sola.
Falta de compañía y comprensión por los demás.

El azúcar es amor para el inconsciente, por eso en pascuas y en reyes se regalan golosinas a los niños, se les está diciendo que sus padrinos o familiares los quieren. ¿Quién no recuerda a un abuelo con una bolsa de golosinas esperando a su nieto en la puerta del colegio?

El azúcar produce un efecto de subida y bajada drástica de la insulina, que hace a su vez que el cerebro demande más azúcar porque funciona con glucosa. Aquí es donde empieza la adicción al azúcar.

La alimentación basada en el azúcar produce cansancio físico y mal humor, porque para el sistema metabólico, cuando la azúcar baja y se entra en hipoglucemia, experimenta la sensación de que está en carencia de alimento, y por si así fuese, reduce al máximo la quema de calorías para no morir por inanición. El metabolismo se relentiza todo lo posible. Con lo que la energía que hay en el cuerpo se reduce como si fuese un oso hibernando. Todo cuesta mucho más trabajo y se está menos atento y de peor humor.

Quienes se alimentan principalmente de azúcares tienen el sentimiento de estar solos en la vida, de tener que pelear por todo en aparente soledad, y de ahí puede derivarse en el futuro al conflicto de diabetes "estoy sólo, el amor es de mentira, y no me puedo fiar ni de mi familia".

El cambio real, son esas primeras 24 horas sin azúcar en el organismo, que puede hacerse y además con alegría si previamente se realiza el trabajo emocional de quererse y encontrar por dónde se ha ido perdiendo el amor propio, o dónde se ha sentido falta de amor. Cuando la persona hace su trabajo emocional en profundidad, ya no puede vivir de otra manera, no hace dieta. Hace vida normal, respetando su cuerpo, escuchando cuando tiene hambre de verdad y qué es lo mejor para alimentarse en cada momento. Sin el trabajo emocional, todo son dietas, limpiezas de colón, suplementos caros y cirugía. Porque donde no hay amor, todo se consigue a base de sufrimiento ¿a caso una dieta estricta durante meses no produce sufrimiento? Y cuando se recupera el doble de lo que se perdió porque no hay quien pueda vivir en dieta, ¿no hay sufrimiento también?

jueves, 22 de febrero de 2018

Celulitis: significado según la Bioneuroemocion.

Declararle la guerra a la #celulitis es declararse la guerra a uno/a mismo/a.

En Bioneuroemocion la celulitis se vive como un proceso de "falta de amor" hacia el propio cuerpo. La "guerra" no es lo que pide la persona que somatiza un conflicto de celulitis, precisamente lo que necesita es AMOR. Cuanto más cerca se esté de aceptar la propia imagen, menor necesidad de "protegerse" con este síntoma.

La celulitis según la #Bioneuroemocion es un conflicto de protección por la piel. Concretamente de auto-protección, del mismo tipo que el sobrepeso, y también está dentro de los síntomas del denominado "conflicto de silueta".

Recordemos que los conflictos de protección indican procesos emocionales vividos como "ataques", y en los conflictos de silueta, es la propia persona que siente un ataque a su autoestima a través de su propio cuerpo.

"La imagen que me devuelve el espejo me agrede"

La celulitis es también un conflicto de desvalorización por la grasa. Se vive el cuerpo como feo o incluso asqueroso, y al ser considerado un defecto estético "se cicla", es decir, se mantiene en el tiempo y cuanto más rechazo produce el propio cuerpo, más se extiende y recrudece.

A nivel de transgeneracional nos habla de memorias de carencias, y dependiendo de la zona nos dice donde dónde se han vivido estas carencias.

Brazos: relacionado con la expresión de afectos y el trabajo.

Barriga: relacionado con la protección de niños y bebés, o carencias de alimento.

Muslos exterior: relacionado con la protección de las mujeres, o con personas que pasaron necesidad por tener que emigrar.

Muslos interior: relacionado con la protección de los genitales por abusos sexuales o embarazos no deseados.

Nalgas: relacionado con el lugar físico o simbólico que tengo en mi vida, o que me dan los demás.

La celulitis es un conflicto que te indica que todavía no te aceptas ni te quieres lo suficiente.
El trabajo emocional puede ayudarte a mejorar tu autoestima, amar tu imagen, y frenar, reducir o revertir las somatizaciones que te acompañan para recordarte que, puedes quererte más!

Comenta y comparte ;)

viernes, 9 de febrero de 2018

Parentalización: cuando el más maduro es el hijo.

Si te ves que padeces chantaje emocional por parte de alguno de tus padres, o si cuando tomas una decisión que te beneficia a ti, o que implica que no harás lo que ellos quieren, se lamentan y te hacen sentir mal explotando la culpa y la pena, estás siendo más maduro que ellos, y seguramente actúes como su padre/madre psicológico.

Cada vez es más frecuente encontrar a personas que comentan que sus padres no parecen haber salido de la adolescencia. Puede que sean muy maduros para trabajar y ganar dinero pero, normalmente, a ningún niño le quita el sueño que su padre no pague las facturas.

El niño/ niña #PARENTALIZADO, lo es porque sus padres/madres, están más inmersos en satisfacer sus propias carencias, que en cubrir las necesidades de sus hijos, que no pueden ni deben ser cubiertas por otros que sus propios padres.

Cuando un padre/madre está inmerso en sus dramas emocionales, a menudo arrastra a sus hijos con ellos, y la psique de estos niños sólo tiene dos opciones: ser más maduros que sus padres para salir lo más airosos posibles, o repetir el drama.

Madurar antes de tiempo, no es ninguna ventaja adaptativa, es una estrategia de supervivencia, y como ya se ha comentado en otras ocasiones, las estrategias de supervivencia son perjudiciales a la larga porque son rígidas, sólo contemplan la huida del peligro, a pesar de que sea una huida hacia delante.
El trastorno por ESTRÉS POST-TRAUMÁTICO también es una estrategia de supervivencia cuando se ha vivido una situación en la que la vida ha estado en peligro real, y quienes la padecen, no se sienten adaptados en absoluto.

¿Cómo saber has sido un/a niño/a PARENTALIZADO?

1. Empezaste a hacerte cargo de responsabilidades antes que la mayoría de los/las niños/as de tu edad.

2. Tuviste que aprender a gestionar situaciones de crisis con bastante frecuencia: la nevera vacía, volverte sólo/a del colegio siendo muy pequeño, aprender a animar a "mamá" cuando le daban sus crisis, etc.

 3. Los adultos de tu entorno daban por hecho que podías gestionar tus obligaciones como niño/a y mantenerte: preparar tu comida, administrar presupuestos, protegerte de posibles peligros, etc.

4. Te hiciste cargo de hermanos/as pequeños/as, familiares enfermos, mayores, etc; cuando todavía estabas en el colegio, o eras muy joven.

5. Te reprochaban tus errores como a otro adulto más, y tenías consecuencias de adulto: Si perdías algo no lo reponían, te quedabas sin comer si no te acordabas de ir a comprar o estropeabas la comida, etc.

6. Has pasado muchas horas del día sin adultos de tu familia a tu alrededor, o te han dejado a solas en casa durante la noche, o durante varios días.

7. Tú tenías que estar al tanto de tus propios cuidados, como revisiones a médicos, dentistas, tutorías en el colegio, actividades extra-escolares, etc.

8. Has ido sumando responsabilidades en tu vida adulta y tiendes a ocuparte de lo que te pertenece a ti, y de lo que le pertenece a otros, o por el contrario, tiendes a huir todo lo posible de posibles fuentes de responsabilidad: relaciones estables, trabajos a largo plazo, deudas, hijos, mascotas, etc.

9. No te gusta ver que necesitas ayuda, porque sientes que te conviertes en una carga para los demás.

10. Tiendes a pensar que cuando las personas que te rodean están descontentas es por ti.

11. Te sientes principalmente triste la mayor parte del tiempo, o mantienes ciertos aspectos de tu vida en un estado de infantilidad o pendientes de desarrollar.

Algunos de estos puntos se consideran hoy ejemplos de maltrato infantil, y cuando son descubiertos por las autoridades, pueden dar lugar a la pérdida de la patria potestad de los hijos, debido a la gravedad de las secuelas que pueden producir y a que algunos son claros ejemplos de abandono.

Tomar consciencia de la descompensación vivida en la infancia o adolescencia, puede ayudar a entender sensaciones de DESCONTENTO general CON LA VIDA, patrones repetitivos y auto-sabotajes. Trabajar estas emociones de la infancia ayuda a cambiar las estrategias de supervivencia limitantes por mapas de conducta más amplios y adaptativos.

sábado, 3 de febrero de 2018

El dolor en Bioneuroemocion

El dolor físico, o Nocicepcion es la percepción de molestia física debido a la inervación de las vías nerviosas que transportan las señales al cerebro del dolor.

El #dolor puede estar producido por contusión, laceración, inflamación, quemadura, descarga nerviosa, y en general, cualquier estímulo que represente un peligro para la integridad del cuerpo físico.

Las vías que trasmiten el dolor son las más rápidas del sistema nervioso. Puesto que cuánto antes se detecta la fuente de peligro, antes puede evitarse.

¿Cómo se relacionan el dolor físico con el inconsciente?
Las somatizaciones que cursan con dolor, cuándo no se percibe inflamación o laceración, nos indican como la percepción errónea de FALTA DE CAPACIDAD.

El sentimiento de no ser CAPAZ pone al individuo en peligro biológico, y el inconsciente muestra entonces que la capacidad está (en el cuerpo físico) y pone en marcha la descarga eléctrica de las vías del dolor.

El inconsciente sigue una ley de 1:1, si existe la parte del cuerpo, existe la función y viceversa. Es un intento de recordarle a sí mismo/a que no hay impedimentos físicos para poner COHERENCIA EMOCIONAL.

Significado de algunos dolores según la #Bioneuroemocion:

Dolor de cabeza: no me siento capaz de resolver tantos "problemas" (mentales).

Dolor de muelas: no me siento capaz de reducir la gravedad de mis circunstancias. (convertir un gran problema en varios pequeños problemas más fáciles de intervenir).

Dolor de garganta: no me siento capaz de decir lo que quiero o necesito decir.

Dolor de cuello: no me siento capaz de poner en coherencia (unir) lo que pienso (con la cabeza) y lo que hago (con el cuerpo).

Dolor de hombros: no me siento capaz de seguir adelante con tantas responsabilidades (generalmente porque se llevan responsabilidades de otros).

Dolor de espalda: no me siento apoyado/a para cargar con este peso (emocional).

Dolor de cadera: no me siento capaz de decidir cuál será la dirección en la que dirigiré mi vida ahora.

Dolor en el útero: no me siento capaz de gestionar mi casa, mi hogar, mi familia. Me faltan recursos o no me dejan decidir lo que quiero para mi hogar (puede ser a nivel emocional, territorial o físico)

Dolor de rodilla: no me siento capaz de seguir "doblegando" mi voluntad, de humillarme o de obedecer.

Al ser conscientes de estás auto-limitaciones, se puede poner coherencia y cambiar el sistema de creencias limitante, para poder experimentar cada situación desde nuestro máximo potencial.

domingo, 21 de enero de 2018

Tomar consciencia para Sanar

Todo síntoma es la consecuencia de un desorden orgánico o emocional. Encontrar el "orden" produce lo que entendemos como sanación o recuperación.

El desorden puede ser físico y producir enfermedades o somatizaciones, y también puede ser emocional, psicológico, mental, etc., y producir patrones mentales o conductuales enfermizos.

Muchas personas preguntan: Creo que ya encontré el origen de mi problema ¿ahora me curare?

1. Cuando encuentras realmente la solución no cabe ningún cuestionamiento.

2. Entender sin pasar a la acción, es como saber un idioma y no hablarlo, no sirve para nada. Sanar implica 50% consciencia y 50% acción.

3. Si no hay un cambio automático en lo que haces o en cómo lo vives, no has tomado consciencia.

4. La consciencia e información son cosas completamente diferentes.
La información pueden ser creencias, si sólo cambia el "porqué" crees que tienes un síntoma (antes era físico, ahora es "herencia emocional") no sanas nada.


5. Consciencia es saber que ahora sabes. Es certeza interna de que algo es así, sin que la fuente de dicha certeza sea un paradigma externo. Ya no puedes vivir de otra manera, ya no puedes actuar de otra forma. Es este cambio, el que produce la sanación.

6. Buscar qué significa tu síntoma en Internet no te va ha ayudar a sanar, busca dónde tienes tus propios conflictos, dónde estás siendo incoherente.

7. Pensar en "¿Cómo me sano?" es igual que decir ¿cómo entiendo un idioma si no lo conozco? Hablas con la mente racional, que no se a enterado de la película y por eso sólo piensas en quitarte tus síntomas.

9. La pregunta correcta es ¿Para qué me sirve este síntoma?  Entonces estás hablando con tu inconsciente, estás partiendo de que eres tú y no "el universo"  quien ha decidido la ausencia de salud, para algo, y que cuando entiendas qué estabas escondiendo, buscando, rechazando, etc., con esos síntomas, podrás decidir hacerlo de frente, o simplemente no hacerlo, sin conflictos.

10. Cuando encuentras el verdadero para qué, ya te estás sanando, no hay que esperar nada.

11. Hacer las cuarentenas, sólo tiene sentido, si durante estos cuarenta días dejas de cuestionarte "y porqué a mí" y empiezas a entender el "yo ahora sé".

lunes, 15 de enero de 2018

Comedor emocional, cuando las emociones afectan a cómo comemos.

Estar triste y tener apetencia por el helado, sentir rabia y no comer durante muchas horas... son los patrones que algunas personas hacer diariamente, cuando su alimentación está ligada a su estado de ánimo, son los #Comedores emocionales.

Test de 12 preguntas para saber si alguien es un/a #comedor/a emocional.

1. ¿Cuándo estás triste sientes apetencia por alimentos dulces?

2. ¿Cuándo estás cansado/a tiendes a comer pan, patatas, pasta, hidratos de carbono simples, etc?

3. ¿Cuándo estás solo/a comes menos que cuando estás acompañado/a?

4. ¿Cuándo estás solo/a comes comida de peor calidad que cuando no lo estás?

5. ¿Tienes un alimento preferido y te "recompensas" con dicho alimento cuando haces algo bien?

6. ¿Si te sientes rechazado/a tienes tendencia a comer menos o no comer?

7. ¿Tienes facilidad para perder peso y también para ganarlo?

8. ¿Puedes pasar de comer muy poco en un día, a comer mucho al día siguiente?

9. ¿Tienes un tipo de alimento para cuando necesitas un "rescate" emocional, cómo después de una ruptura?

10. ¿Si no tienes que cocinar para los otros/as, comes muy poco o casi nada para salir del paso?

11. ¿Sueles consumir alimentos que son "bombas" calóricas con frecuencia?

12. ¿Te cuesta trabajo comer solo/a sin estar mirando el móvil, la tele, etc?

Si tus respuestas a la mayoría de estas preguntas es afirmativa, posiblemente seas un/a comedor/a emocional.

Esta forma de relacionarse con la comida puede producir desórdenes alimenticios más severos, como anorexia, bulimia, sobrepeso, etc.

Con la terapia emocional y adecuada en cada caso, se puede conseguir una relación saludable con la comida, generando mayor salud física y emocional.

martes, 9 de enero de 2018

La muerte de un recién nacido. Hacer el duelo

A nivel emocional, un hijo es un hijo, independientemente de su tiempo de gestación.  

Cuando una mujer sabe que está embarazada, ya sabe que es mamá, su proceso siguiente será aceptarlo o no.
Cuando ya se ha aceptado el embarazo, ahora llega el momento de expresarlo al resto, generalmente el primero en saberlo suele ser el papá del bebé.
En ese momento, ya eres mamá o papá. Sin saber cómo hacerlo, ya estás haciendo de madre o de padre, desde el momento en que sabes que existirá un bebé. Decides qué comer, qué hacer, dónde estar y con quién, y las decisiones ya no las tomas por ti mismo/a, ahora hay otro ser cuyas prioridades son también las tuyas.

En medio del proyecto, cada papá o mamá, empieza a idear cómo será su vida y su bebé. ¿Qué aspecto tendrá? ¿Será niño o niña?...
Independientemente, de en qué momento se produzca, el final improvisto de ese proyecto genera un trauma. Porque la muerte de un bebé, son dos conceptos completamente opuestos, pero pueden suceder en cualquier punto del proyecto.

Se generan los distintos tipos de conflictos de todas las pérdidas traumáticos:
Injusticia: que produce rabia porque no se justifica la muerte de un bebé en ningún contexto. 
Culpabilidad: porque se tenderá a pensar qué algo se pudo hacer de otra manera para evitarlo.
Rencor: porque en algún momento se sentirá que algo o alguien ha sido culpable, en mayor o menor medida.
Tristeza: porque no se entenderá el porqué o el para qué de la pérdida y el sufrimiento. 
Miedo: por la posibilidad de que vuelva a suceder en el futuro.

En todo proceso de duelo por perdida, hay que tener seguir unos pasos:
Primero, reconocer que se ha producido una perdida y que dicha pérdida produce dolor.
Después, permitirse el momento y la situación de intimidad para poder expresar libremente lo que se siente. 
Dejar de lado los reproches a uno mismo o a los demás, porque de lo contrario el dolor se vuelve circular y no se puede gestionar saludablemente. 
Permitirse estar mal, sin necesidad de fingir o de tener que funcionar perfectamente al momento. No somos robot, y lo que nos hace humanos es la capacidad de ser emocionales.
No pretender que el tiempo cure el dolor, el tiempo sólo nos hace más viejos. 

En Bioneuroemocion, los procesos de duelos de muertes fetales o abortos que no se gestionan, se convierten en lastres emocionales para los hijos siguientes. Se denominan entonces, hijos de sustitución, yaciente o heredero fantasma. Todas formas de decir que el hijo que viene después de un aborto o muerte fetal, arrastrará el peso de lo sucedido en su inconsciente, en todos los aspectos de su vida, puesto que su inconsciente le dice "estás aquí porque otro murió".

En los casos concretos de duelo por muerte fetal, existe un protocolo de trabajo con los padres, para que puedan gestionar la pérdida sin que la relación y la propia autoestima se resientan. Existe bibliografía disponible al respecto, pero lo recomendable es hacer este proceso con el acompañamiento de un profesional de la salud, cualificado y con experiencia. 

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Cuando ser mamá o papá es casi imposible, o el CONFLICTO DE NO NIÑO

Si llevas mucho tiempo queriendo ser mamá o papá, si ves que cada vez te alejas más de la edad a la que querías serlo, posiblemente tengas, lo que se conoce en Bioneuroemocion como Conflicto de NO NIÑOS.

Quienes piensan en la maternidad / paternidad y se les pone el pelo de punta, también pueden estar dentro de este conflicto, pero ¿Qué es un Conflicto de NO NIÑO? 

En resumen es la falta de los elementos imprescindibles de cada persona para ser padre o madre, que hace que rechace o no pueda ser, lo que por otro lado, es una ley biológica. 

Pensemos por un momento, que el instinto de supervivencia de la especie, funciona correctamente cuando todos los miembros de la misma sienten la necesidad de reproducirse, de otra forma, la especie estaría en grave peligro.
Algo no va bien, en la familia, el entorno, la sociedad o la propia persona, cuando está tendencia se extiende en occidente.


Quienes tienen hijos, porque son el resultado de la interacción sexual con el género opuesto, pero no porque realmente deseen tener hijos, también pueden estar dentro de este conflicto. 

¿Cómo sé si tengo el Conflicto de NO NIÑO?

QUIERO tener hijos pero

Las más  significativas:
  • No puedo concebir por medios naturales.
  • He tenido abortos involuntarios. 
  • No tengo pareja estable, o mis parejas tienen ya hijos de relaciones anteriores.
  • No puedo mantener relaciones sexuales.
  • Mantengo relaciones sexuales con personas estériles.
  • No me agrada mantener relaciones sexuales con mi pareja.
  • Tengo problemas de salud como: cáncer de próstata, de ovario, miomas, etc.

Importantes:
  • Tengo una pareja muchos, muchos años mayor que yo.
  • Entre mi pareja y yo no reunimos las condiciones económicas para tener independencia económica.
  • No tengo vivienda propia, o vivo con mi familia.
  • Tengo que ocuparme de algún familiar enfermo, mayor, o dependiente.
  • Mi pareja no está en casa porque: tenemos una relación a distancia, trabaja fuera o muchas horas...

NO QUIERO tener hijos y:
  • He tenido embarazos no deseados.
  • He abortado voluntariamente.
  • Mis relaciones se terminan cuando empiezan a ser estables.
  • No tengo recursos económicos para ser independiente.

El conflicto de NO NIÑOS, está muy relacionado con el proyecto sentido, con la memoria embrionaria, con memorias de carencias, abortos, hijos no deseados, mujeres que mueren dando a luz, niños que mueren de hambre o por descuidos, etc.